Breaking
Loading...
Home » , , , » LA PESADILLA DE REALIZAR UN TRÁMITE EN COLOMBIA

LA PESADILLA DE REALIZAR UN TRÁMITE EN COLOMBIA



LA PESADILLA DE REALIZAR UN TRÁMITE EN COLOMBIA

La expedición de un documento es bastante normal en cualquier país del mundo, con el auge de las tecnologías de la información se han mejorado los medios para hacer más cómodos los trámites. 

la larga espera para solicitar un documento

En Colombia, realizar un trámite es una de las más terribles pesadillas: largas filas, copias de documentos, copias de documentos autenticados y mucha buena suerte para lograr el permiso de tu jefe para perder la mañana y encontrar un turno en los centros de solicitud.

De trámites y otros demonios:
En Colombia existen dos de los más grandes terrores: la tramitología y los tramitadores. La tramitología se entiende en nuestro contexto como: solicitar muchísimos tramites y procedimientos para la petición de un documento y los tramitadores son estos personajes que se aprovechan de la necesidad de las personas para realizar los tramites de forma “rápida”, pero esto no quiere decir que: 1. Los realicen, 2. Cobren poco, 3. Sea legal.

La larga espera
De la vida real:
Son las 6:20 de la mañana de un día normal en agosto, mientras froto mis manos a causa del frío bogotano agradezco que el caótico tráfico matutino me permitió llegar relativamente temprano  a un centro especializado para solicitud de documentos y pagos. El cual que queda ridículamente lejos de mi hogar.

Al llegar al lugar noté la larguísima fila de personas que como yo, madrugaron para lograr tomar un turno para la solicitud del RUT (Registro Único Tributario). La fila no solo es larga sino que da la vuelta entera a la calle, el centro especializado abrirá sus puertas a las 7:30 de la mañana y la fila está compuesta por personas que como yo, debemos realizar personalmente nuestros trámites.

Pero está fila también la componen unos personajes sin escrúpulos que buscarán ocupar un puesto, tomar un turno y posteriormente venderlo a todos aquellos que no alcanzaron a tomar un turno para su trámite.



En  Bogotá hay muchos Centros Administrativos Distritales
Al pasar casi una hora de pie decidí tomar algunas fotos (no sin recibir algunos gruñidos de las personas que se encontraba en la fila, lo lamento señores es un país “teóricamente libre”) y en mi paso por la larga fila fui viendo como estos personajes tienen cómplices que van rotando sus puestos y van saltando posiciones.

Cuando volví a mi lugar la persona que iba detrás mío me comentó esperanzado: “me dijeron que están vendiendo el primer turno por 30” (unos 15 dólares), una suma no muy alta y algo tentadora ante la perspectiva de sentarse una mañana entera para ser atendido.

La utopía de una ley anti trámite:

Las largas filas inician desde las 5 de la mañana
El decreto 019 de 2012 o la ley anti trámite en Colombia se legalizó para suprimir los obstáculos y problemas que causan los trámites en las diferentes instituciones públicas. 

Con la aprobación de este decreto se eliminaron muchos trámites y otros cuantos se crearon para que pudieran ser realizados anualmente por internet, sin embargo la pesadilla de la tramitología continuó, pues en algunas instituciones públicas aún se solicitan: copias radicadas, poderes autenticados en notarias, copias del documento de identidad cinco minutos antes de que pases a la ventanilla para la solicitud del trámite y la lista continúa.

El cálido desenlace:
Mientras ingresamos al centro especializado de trámites se propaga el terror: “están pidiendo copia de la cédula (Documento de identidad) y  copia del recibo de un servicio publico pagado”, me indicó una agradable señora que se encontraba delante de mi.

Atónitos nos miramos entre compañeros de fila esperando una solución. De nuevo, me alejé de la fila para realizar las copias de los documentos de identidad para mí y mis compañeros, unos minutos después fui testigo de como una persona que compró su turno para el trámite fue devuelta porque el turno era del día anterior.


En cuanto a la copia del servicio público pagado, fue cuestión de suerte porque llevaba uno para pagar y mientras avanzaba la fila de ingreso tuve tiempo de pagarlo en el centro de recaudo.

La estrategia: perdonen nuestra incompetencia, tomen un café
Ya sentada y en espera a que mi número de turno fuera llamado escuché una insólita pregunta de una encargada del lugar: ¿tinto o aromática? (¿café o té de hierbas?).

Pues, la institución de trámites es consciente de sus errores y demoras y por lo tanto pretenden mitigarlas con una bebida caliente para todos los que nos sentamos a esperar, increíble como suena no es el único lugar del país en donde pretenden calmar la ira de un cliente con un café. 

Tres horas y 4 cafés después, por fin tengo mi documento en mano, si debo actualizarlo de manera presencial una vez más en mi vida: me sentaré a llorar.

COPYRIGHT © NATALIA FERNÁNDEZ
 Foto Por Cortesía: Archivo Personal

Te invitamos a visitar:


Red de Blogs "GRUPO LM"


Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Share this Post Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Red de Blogs © GRUPO LM CORRUPCIÓN: POLÍTICA, URBANISMO Y SANIDAD - All Rights Reserved
-->